Hay tantos friquis en la política actual, que ya Santiago Abascal comienza a parecer un tío normal si se compara con el extravagante Milei. No hace mucho nos echábamos las manos a la cabeza cuando el salvapatria de la ultraderecha española, amigo del mandatario argentino, de Le Pen, de Salvini, de Meloni y de Orban, hacía campaña montado a caballo «reconquistando España» como Aragorn en El Señor de los Anillos. Viendo esto, claro, nos parecía entrañable ver a Juanma Moreno pidiéndole el voto a una vaca.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio. Si ya lo eres y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com

Si ya eres socio inicia sesión

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.