En las elecciones legislativas de 1933, con una participación del 67’3%, los partidos de derechas obtuvieron 197 diputados, los de centro 138, los de izquierdas 100, los nacionalistas 37 y Falange 1. Estos resultados demuestran que los españoles que rechazaban las medidas impulsadas por el Gobierno republicano-socialista entre 1931 y 1933 superaban en número a los que las apoyaban. Las izquierdas radicalizarían su actividad política tras ser derrotadas. Según Martínez Barrios (Memorias, 1983, p. 211), Azaña le presionó para anular las elecciones, formar un Gobierno de izquierdas y convocar nuevos comicios.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión

Javier Jiménez

Javier Jiménez

Profesor de Bachillerato. Miembro fundador de la Asociación Padre Flores y autor de numerosos trabajos de Historia local.