El año pasado el Estado español gastó 63.776 millones de euros más de lo que ingresó, es decir, el déficit público supuso el 4,8% del PIB. Sin embargo, la ministra Montero en la presentación del informe de ejecución presupuestaria afirmó: «¡Tenemos buenas noticias! Hemos logrado cumplir con nuestros compromisos presupuestarios por tercer año consecutivo». Solo los gobernantes de las «repúblicas bananeras» hacen declaraciones tan desconectadas de la realidad. Pedro Sánchez ha aumentado la deuda pública en 331.000 millones pese a que ningún gobierno anterior había recaudado tanto, a que el BCE ha comprado los bonos españoles a un interés bajísimo y a que se ha invertido poco en infraestructuras y prácticamente nada en VPO. La deuda estatal de España (113,2% del PIB) es ya la cuarta más elevada de la UE.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión