Escribo este artículo cuando comenzamos a transitar las fases de la desescalada, el proceso que rebaja la cuarentena por el coronavirus. Pero nada garantiza que cuando algunos lectores lo lean no se esté produciendo un rebrote de la epidemia, pues la situación es impredecible incluso a una semana vista. La desescalada puede tener ida y vuelta. Habría que preguntar a un montañero si es cierto que la bajada es tan peligrosa como la subida. Cuando se vuelve de la cima, dicen, es más fácil bajar la guardia. Las prisas y el cansancio son malos consejeros.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión

Avatar

David del Toro

Economista. Interesado en el marketing, la política, el desarrollo tecnológico y la economía regional.