La vuelta al cole de septiembre es una vuelta a la normalidad y la rutina, excepto cuando la situación de los centros educativos lo impide. Las familias del CEIP Antonio Rodríguez Almodóvar protestaron el primer día del curso por la lentitud de las obras de ampliación del colegio y la situación de inseguridad generada por tener que convivir durante meses la construcción y la enseñanza. La falta de previsión es el mal de una administración pública que no adecua las infraestructuras a las necesidades con la rapidez que se precisa. Proclamamos la educación como una prioridad, pero esta inversión en futuro no se refleja donde debe: en los presupuestos públicos.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión

Economista. Interesado en el marketing, la política, la ciencia y la tecnología.