Punto final a un nuevo curso académico. Y es habitual leer noticias sobre las notas más altas de selectividad, los estudiantes que acceden a carreras universitarias con elevada exigencia de nota o los que terminan con un expediente lleno de matrículas de honor. Es una forma de reconocer el esfuerzo y animar al estudio: la educación es un pilar fundamental para construir el futuro. Pero esto también es prueba de que la universidad sigue primando sobre otros estudios como la formación profesional. ¿Por qué no vemos en las noticias a los mejores expedientes de ciclos superiores o a estudiantes que emprendieron un negocio gracias a lo aprendido en la FP?

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Avatar

David del Toro

Economista. Interesado en el marketing, la política, el desarrollo tecnológico y la economía regional.