Las elecciones municipales arrojan un resultado que, como suele pasar, deja a unos contentos y a otros no. Los partidos que consiguen muchos concejales analizan esos resultados subrayando sus méritos y la valía de su proyecto. Los que obtienen menos votos tienden a subrayar los aspectos positivos de la cosecha, apuntar las dificultades encontradas y, con menor frecuencia, hacer autocrítica. Pero todos coinciden en hacer lecturas cortoplacistas, ciñéndose estrictamente a lo electoral y exclusivamente a lo acontecido en las últimas semanas o meses a lo sumo. Y es que más allá de servir para distribuir formalmente la representación institucional, las elecciones sirven al Poder como un ritual que representa la renovación del Orden y que transmite al votante la ilusión de que todo es solucionable dentro del sistema instituido.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión

Avatar

juansoldado

Juan Soldado nace y muere en un punto indeterminado de la frontera mexicano-estadounidense, y poco después se instala en Alcalá con su familia. Sus intereses giran en torno a Alcalá, América Latina...