El pasado 5 de enero cumplió sesenta años la Cabalgata de los Reyes Magos de Alcalá. Una entidad que moviliza anualmente a cientos de personas perfectamente coordinadas, y que organiza la fiesta más concurrida, la más popular de nuestro pueblo. La Cabalgata de Reyes evoca una celebración de inspiración cristiana, y sin embargo ha superado la tendencia evidente hacia la laicización de la sociedad alcalareña. En nuestra ciudad, como en el resto del Estado y de Europa, la religión aparece cada vez más circunscrita al ámbito de lo privado. Y aun así la Cabalgata de los Reyes mantiene su atractivo, que incluso parece ser cada año mayor que el anterior.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Avatar

juansoldado

Juan Soldado nace y muere en un punto indeterminado de la frontera mexicano-estadounidense, y poco después se instala en Alcalá con su familia. Sus intereses giran en torno a Alcalá, América Latina...