Recibe nuestras alertas en tu móvil. Estamos en WhatsApp y Telegram.

La cementera Portland Valderrivas ha puesto en marcha, en su fábrica de Alcalá de Guadaíra, una cabina de calidad del aire, según fuentes de la empresa. «el objetivo es conocer el estado de la calidad del aire del entorno comparándolos con las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y cuyos niveles es preciso medir para dar cumplimiento a la declaración de impacto ambiental», han manifestado.

La cabina de calidad del aire de la cementera pasará a formar parte de la red de los Sistema de evaluación de la calidad del aire de la Junta de Andalucía, y la información estará disponible a través de los canales habituales de la misma. «Gracias a esta cabina, podremos confirmar que nuestra actividad en Alcalá de Guadaíra cumple con todos los requisitos medioambientales, siendo un ejemplo más del trabajo que llevamos a cabo en nuestro afán de mejora continua», han asegurado la empresa.

La compañía está trabajando en nuevos proyectos como la «coincineración» que consiste en la utilización de diferentes tipos de residuos «no peligrosos» como combustible. Este proyecto está en la recta final para su implantación. Esta práctica cuenta con el rechazo de la Plataforma contra la Incineración de Residuos en los Alcores, que colocó su propio medidor de partículas en la barriada de La Liebre, un núcleo de población afectado directamente por la emisiones.

Deja un comentario