Alcalá está obligada a tener una Zona de Bajas Emisiones (ZBE) desde este 1 de enero y, aunque ya se recoge en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, aún no se ha implantado en la práctica y habrá que esperar, al menos, a que culminen las obras de La Mina y Orellana. El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) ha dado año y medio de plazo para adaptarse a la normativa y poner en marcha esta medida contemplada en el real decreto aprobado por el Consejo de Ministros el 27 de diciembre.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.