El gobierno de Alcalá estuvo ausente en el pleno de septiembre. No es una exageración. Es que en el orden del día, además de daciones de cuentas, solo constaba un expediente para la rotulación de calles. Hasta ahí la gestión del gobierno en el Pleno, un órgano que se ha ido vaciando poco a poco al tiempo que se empodera la Junta de Gobierno donde no hay voces discrepantes. Y, como es habitual, los Grupos Socialista y Ciudadanos tampoco presentaron mociones. El Pleno, por cierto, comenzó con retraso por una protesta sindical por el impago de deudas con trabajadores jubilados.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.