El último pleno del curso político no dejó grandes debates. El gobierno pasó de puntilla por casi todos los temas para no enfangarse en la sofocante mañana del 15 de julio. De hecho, el portavoz del gobierno, Jesús Mora, tuvo menos protagonismo de lo habitual, quizás con la mente puesta en la resolución de conflictos que le atañen al margen de la política. Tuvieron más presencia los delegados José Antonio Montero y Ángeles Ballesteros.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.