Recibe nuestras alertas en tu móvil. Estamos en WhatsApp y Telegram.

Las obras de remodelación de la calle Nuestra Señora del Águila, conocida como La Mina, y adecuación del Molino han comenzado este 18 de abril  con cortes de tráfico en esta vía desde El Duque hasta el teatro Gutiérrez de Alba, así como en el eje de Agustín Alcalá y Herrero. Además, se ha cambiado la dirección de Alcalá y Orti para dar salida al tráfico rodado del centro hacia Sevilla por la calle Orellana. Como ya adelantó La Voz de Alcalá y confirmó meses más tarde el propio Ayuntamiento, los cortes y desvíos del tráfico durarán diez meses, el tiempo estimado para completar las obras.

El Ayuntamiento decidió empezar las obras este 18 de abril para salvar la Semana Santa, fecha crítica por el paso de las cofradías por la calle La Mina. No obstante, en los días previos ya comenzó a preparar la zona para acometer los trabajos sin perder tiempo.
 En la calle Monroy, sin ir más lejos, se ha «desmontado» el árbol de gran porte que existía y ha sido trasplantado en las riberas del Guadaíra. Esta tarea se realizó el Martes Santo. La calle Monroy, durante el transcurso de las obras, quedará reservada para el acceso de vehículos a la residencia La Milagrosa y como zona de carga y descarga de material.  Asimismo, será reurbanizada con la misma estética que La Mina.

Calle Monroy
Se ha «desmontado» el árbol de gran porte que existía y se ha trasplantado en las riberas del Guadaíra

 En la entrada a la calle Agustín Alcalá y en la fachada de la farmacia La Casa en la calle La Mina se colocaron los días previos carteles anunciando las obras. La calle Juan Abad quedará abierta al tráfico rodado en una primera fase y se cortará puntualmente para tareas de carga y descarga de materiales. Se abrirá en periodos de varias horas, para no entorpecer la movilidad.

Remodelación de la calle Nuestra Señora del Águila

El gobierno optó por remodelar solo 200 metros y desechó la posibilidad de ejecutar el proyecto en la calle completa a raíz de la paralización cautelar del baipás en la Plaza Cervantes. Esta iba a ser la alternativa al tráfico durante el periodo de obras. Sin embargo, la intervención planteada en esta primera fase obligará igualmente al corte total de la vía. El tramo que sí se va a reurbanizar contará con un tratamiento peatonal con acceso restringido a vados y vehículos de emergencia. La calle quedará resuelta con un solo nivel en una plataforma única. En la intervención se reurbanizará también la calle Monroy con una nueva pavimentación acorde al entorno y se eliminará el desnivel existente en el encuentro con La Mina.

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.

Deja un comentario