Teresa Rodríguez en su visita a Alcalá
Teresa Rodríguez en su visita a Alcalá. Adelante Andalucía

Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

La líder de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, ha visitado este viernes Alcalá para denunciar la situación de los vecinos de Cruz de Marchenilla, expuestos durante más de diez años al amianto. Rodríguez asegura que sienten «miedo» a la toxicidad de este residuo tóxico ubicado en el terreno que en su día ocupó Tableros del Sur.

El asunto, h a sido ampliamente denunciado y debatido en los últimos años en el pleno municipal. Sin embargo, y pese a que Adelante Alcalá cuenta con cuatro ediles, los de Teresa Rodríguez carecen de representación al pertenecer los concejales a IU y Podemos, fuerzas que han expulsado del grupo parlamentario a Rodríguez tras la ruptura de la coalición electoral que lideró en 2018.

Tanto el Gobierno como el Defensor del Pueblo Andaluz han acreditado que «existe peligrosidad y toxicidad», además de que «existe la posibilidad de que el suelo esté contaminado». Sin embargo, desde la Junta niegan que se haya hecho «ningún tipo de denuncia, cuando sabemos por los vecinos que se han registrado varios escritos ante el Gobierno de la Junta de Andalucía, la Consejería de Medio Ambiente y ante la Consejería de Salu», expresaba esta mañana Teresa Rodríguez.

«Esta situación es muy particular. Posiblemente se trate de una de las escombreras más grandes de amianto de Andalucía, y creemos que debe existir una actuación prioritaria, no solo por parte del Ayuntamiento, sino también por parte de la Junta de Andalucía, quien tiene competencias plenas en materia de salud medioambiental», proseguía.

«Los vecinos tienen miedo», denuncia Rodríguez. «La exposición a la toxicidad del amianto, a esas fibras que se diluyen en el aire y son respiradas por los vecinos, puede causar enfermedades respiratorias e incluso cáncer», aducía.

«Pedimos a la Junta de Andalucía que, de mano del Ayuntamiento, solucionen este problema, no solo en la superficie, sino analizando todo lo que hay por debajo», «que se solucione de manera inmediata y no sea a cambio de chantajes de la constructora», concluía Rodríguez.

Más de 7000 firmas

Los vecinos de Cruz de Marchenilla, a través de la plataforma change.org, conseguían el pasado mes de mayo más de 7000 firmas pidiendo la retirada del amianto de las cercanías de la urbanización. Los vecinos de la zona se vienen aquejando de tan lastimosa situación desde hace más de diez años.

Estos están ya desesperados ante la inoperancia de todas las administraciones a las que han acudido para pedir una solución.

El terreno que en su día ocupó Tableros del Sur, se ha convertido en el mayor foco de contaminación por amianto de Alcalá. Esta demostrado que estas fibras de amianto, son las principales causantes de dolencias tales como el cáncer de pulmón. Pero este problema no es único de los vecino de Cruz de Marchenilla, ya que, diferentes agentes atmosféricos pueden desplazar estas fibras hacia la totalidad de Alcalá.

En la zona, hay un total de 15.000 metros cuadrados de uralita y 340 toneladas de amianto, según los estudios consultados. Vecinos y ecologistas también temen que la situación de toxicidad en la que se encuentra Tableros del Sur llegue a afectar al subsuelo con filtraciones a los acuíferos.

De tal forma, estos vecinos no pueden entender los motivos por los cuales no han actuado antes. Tampoco tienen conocimiento sobre la situación en la que se encuentra ahora el expediente abierto por parte del Ayuntamiento. Ante esta situación insostenible, los vecinos han comenzado a movilizarse dando visibilidad a este problema. Esta petición de firmas es uno de los procesos que los vecinos comenzaban a mover, tratando de resolver el asunto del amianto de forma definitiva.

Alba Canovaca

Periodista. Comunicando y aprendiendo de todo a mi alrededor. Involucrada en el periodismo social. Más de Alba Canovaca

Deja un comentario