Los trabajadores de Celulosas del Nervión se manifiestan por las calles de la ciudad. Lva

El verano de 1991 fue especialmente duro para las familias que dependían económicamente de Celulosas de Nervión. El cierre de la fábrica era una realidad contra la que habían luchado y protestado durante meses sin éxito. En septiembre de ese año, tal y como recogía la información publicada por El Alcalá –ahora La Voz de Alcalá–, la fábrica perteneciente a Cristalería Española, que a su vez formaba parte de la multinacional Saint-Gobain, paró la producción en Alcalá, echando el cierre y dejando sin empleo a 61 trabajadores.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.