Carmen Fernández se enfrenta a 55 escalones para salir de su piso. F.A.

Carmen Fernández Cobacho es una vecina de la avenida Salud Gutiérrez que vive atrapada en un piso cárcel. La separan de la libertad 55 escalones, los que hay desde el portal de su bloque al tercero sin ascensor donde vive de alquiler en una vivienda protegida de la Junta. A los once meses de vida, Carmen contrajo poliomielitis, lo que le dejó secuelas de por vida. A duras penas se desplaza con dos muletas. Sus brazos son también sus piernas y a sus 64 años ya no puede más. Salir a calle es para ella una tortura. Carmen vivía confinada desde mucho antes de la aparición de la Covid-19, por lo que la pandemia no le supuso grandes cambios: «me ofrecí a hacer mascarillas gratis», cuenta con una sonrisa a pesar de la compleja situación que soporta.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected]

Si ya eres socio puedes acceder acceder con tu cuenta a través del siguiente formulario o en esta página:

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.