Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Las fuertes lluvias que se están produciendo en los dos últimos días han provocado de nuevo que la Cuesta de Santa María se haya convertido en un río de lodo.

En imágenes difundida por vecinos del barrio de Castillo se observa como el agua corre con fuerza cuesta abajo, arrastrando lodo procedente del Castillo. Hay que recordad que el temporal Filomena del pasado enero dejó caer un muro de la calle, dejando al descubierto el antiguo acceso al cementerio. En aquella ocasión no hubo que lamentar daños personales, pero desde entonces la zona afectada no ha sido reparada. Un enorme socavón provoca que cada vez que llueve se arrastre tierra cuesta abajo.

El punto en que se produjo el desprendimiento corresponde con un muro de tapial que se construyó para cerrar el camino de acceso al antiguo cementerio de Santa María y adecuar el espacio a la celebración de la Feria a mediados del siglo pasado. Para ello se procedió también a rellenar la zona con escombros y arena. Según una primera inspección la acumulación de agua de lluvia este punto tras el temporal de los últimos días es lo que ha provocado la caída del muro y de parte del relleno.

Esta situación se repitió en febrero con otra tormenta, cuando la cuesta se convirtió en una auténtica cascada.

Deja un comentario