Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Medicina Interna del Hospital El Tomillar completa su modelo de cuidados paliativos con la hospitalización domiciliaria. Esta nueva herramienta se está activando progresivamente en el área sur de la provincia, optimizando la calidad de vida de los pacientes y sus cuidadores

Se trata de una alternativa a la hospitalización convencional para un perfil de pacientes con necesidades complejas que, de forma voluntaria, quiera acceder a esta nueva prestación.

Según la directora gerente del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, Mª Jesús Pareja, “sumamos calidad asistencial con una mayor personalización de la atención, más intimidad y mayor confort del paciente al ofrecerle la posibilidad de atención segura permaneciendo en su entorno familiar y siendo los profesionales los que se desplazan”.

Su activación ha comenzado en Alcalá de Guadaira a través del equipo formado por la facultativa y especialista en Geriatría María Carmona y la enfermera con amplia experiencia en cuidados paliativos Mª Ángeles García.

Ambas destacan entre los beneficios de esta iniciativa: el mejor control de terapias y de los síntomas, la reducción de la ansiedad que supone abandonar el hogar, la mejor coordinación con atención primaria o el impacto positivo sobre la familia.

Historia publicada también en Sevilla Actualidad

En estos días, dicha iniciativa también se ha implementado en las localidades de Arahal y El Viso del Alcor, dentro de la estrategia de implantación progresiva en las diferentes localidades del área sur de la provincia.

Más de 200 profesionales en Medicina Interna

 El servicio de Medicina Interna del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, que dirige José Antonio Mira Escarti, conforma uno de los más grandes de Andalucía. Su actividad está organizada en los hospitales de Valme y El Tomillar con más de 200 profesionales que desarrollan una amplia cartera de servicios e ingente actividad.

Cada año registran 56.000 estancias hospitalarias, más de 5.000 pacientes ingresados y cerca de 20.000 consultas externas. Su estructura está articulada en diferentes dispositivos asistenciales, según las necesidades y complejidad de los pacientes.

De este modo, dispone en el Hospital Universitario de Valme de tres alas de hospitalización, área de consultas externas junto a una unidad de día para pacientes con dolencias de carácter agudo; mientras que Medicina Interna del Hospital El Tomillar da respuesta a pacientes de mayor vulnerabilidad clínica a través del Área de Cuidados Paliativos Avanzados. Para ello cuenta con cuatro alas de hospitalización, la unidad de día y la reciente incorporación de la hospitalización domiciliaria.

La implementación de la hospitalización domiciliaria enriquece el modelo asistencial existente al haber crecido en el tiempo la necesidad de cuidados paliativos entre la población. Como consecuencia del envejecimiento general y el incremento de la cronicidad de las enfermedades oncológicas y no oncológicas. 

Al respecto, el Área de Cuidados Paliativos Avanzados del Hospital El Tomillar tiene conformado un dispositivo con un concepto amplio de estos cuidados. Está dotado con los profesionales, estructura y organización asistencial especializada para dar respuesta a aquellos pacientes cuya situación de fragilidad y multimorbilidad, oncológicos y no oncológicos, los hacen tributarios de la priorización de cuidados.

El 25%, pacientes oncológicos

La Unidad de Medicina Interna del Hospital El Tomillar tiene como responsable médico a Salvador Vergara y como supervisores de enfermería a Mª Valme Gómez y Francisco Hidalgo. El equipo de profesionales está compuesto por once médicos, 78 profesionales de enfermería, diez celadores, dos administrativos y una trabajadora social. El objetivo de todos ellos es satisfacer las necesidades de pacientes altamente vulnerables de la forma más eficiente, humanizada, segura e integral desde la máxima de la excelencia. 

Cada año, el Área de Cuidados Paliativos Avanzados del Hospital El Tomillar atiende a más de 2.000 pacientes con perfil de ancianidad, fragilidad y dependencia. En un 25% se corresponden con enfermos oncológicos y en un 75% son no oncológicos.

Las patologías que precisan de esta asistencia especializada, y orden de prevalencia, son las siguientes: insuficiencia cardiaca, demencias, insuficiencia respiratoria  e insuficiencia renal. Por su parte, en las patologías oncológicas destacan los tumores sólidos (pulmón, cabeza y cuello, mama y digestivos, principalmente).

Cuenta con una amplia infraestructura y circuitos asistenciales organizados para garantizar respuestas eficientes y humanizadas. Dispone de un área de hospitalización y de una unidad de día, ambas orientadas a las necesidades de cada paciente. 

La Unidad de Día realiza al año 10.000 consultas y se basa en una sistemática de trabajo eficiente determinada por indicadores de calidad. La demora cero en las consultas, el 49% de los pacientes en seguimiento que precisan ingreso lo hacen de forma directa sin tener que pasar por las Urgencias. La estancia media ha disminuido colocándose actualmente en una media de 10 días.

Deja un comentario