Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

El Grupo Municipal de Andalucía Por Sí en el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha hecho pública la prueba que señala «las mentiras» del PSOE de Alcalá y demuestra que el retraso de mes y medio en el nombramiento de su personal técnico, no es atribuible a los andalucistas, sino a la alcaldesa de Alcalá, Ana Isabel Jiménez.

Así, los andalucistas han hecho público el documento, registrado el 12 de enero, en el que solicitaban el cese del anterior técnico y el nombramiento de la nueva persona, lo que deja a las claras que desde ese momento la responsabilidad del retraso “solo es responsabilidad de Ana Isabel Jiménez”.

Con esto los andalucistas desmienten los argumentos falsos publicados por el PSOE, y que desde AxSí ven como “la única salida de los socialistas, porque no pueden justificar que han estado incumpliendo los acuerdos y discriminando, a sabiendas, a Andalucía Por Sí. No pueden reconocer públicamente que el retraso ha sido una estrategia partidista que evidencia una pataleta antidemocrática de la que Jiménez es la mayor responsable por tener la competencia de estos nombramientos”. Así lo evidencian después de que la alcaldesa no haya respondido durante el pleno de este jueves a la portavoz andalucista, quien le ha pedido explicaciones por lo sucedido durante mes y medio.

El PSOE pretende exportar sus problemas a otros grupos

Desde Andalucía Por Sí creen que la respuesta de los socialistas inventando problemas y conflictos internos no es más que “su deseo de exportar problemas orgánicos propios a otros grupos de la Corporación”. Así, insisten en que el cambio de personal “solo responde a una situación de índole profesional y laboral, y no a las teorías conspirativas y conflictos internos a las que nos tienen acostumbrados en el PSOE de Alcalá”.

Carísima y deplorable gestión pública

Desde AxSí piden a la alcaldesa de Alcalá que “analice su total carencia de rumbo político e ideológico, y abandone sus comportamientos antidemocráticos”.

Los andalucistas recomiendan a Jiménez un nivel de exigencia “más alto” frente a “su mala y equivocada gestión pública y al lamentable estado en el que se encuentra la ciudad, que es a lo que debería dedicar su atención por completo”.

Finalmente desde Andalucía Por Sí han aconsejado a Jiménez que aprenda a gestionar mejor las críticas, pero sobre todo que reflexione si su gestión está a la altura del 1,1 millones de euros que cuestan cada año las 25 liberaciones de su gobierno, el más caro y el menos eficaz de toda la historia democrática de Alcalá”.