Las mentiras políticas no están penalizadas, no pasan factura a la hora de votar. Las mentiras políticas se olvidan o se quieren olvidar. El ciudadano emplea la memoria cuando le interesa. Siempre encuentra una justificación. Todo ello viene, además, producido por la falta de interés en los asuntos políticos y por la falta de información para tener un mayor y mejor conocimiento de comprobación de los hechos.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Enrique Sánchez

Director de La Voz de Alcalá desde 2000. Fotoperiodista de la Agencia EFE y diversos medios como ABC, El Correo de Andalucía y la revista Triunfo.