Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Alcalá aprobó el 23 de marzo de 2017 la constitución de la Mesa por la Igualdad y el Grupo de Coordinación de Trabajo, dos órganos necesarios para la elaboración del I Plan de Igualdad Municipal. Casi tres años después no hay ni rastro de dicho plan, todo ellos a pesar de que la alcaldesa, Ana Isabel Jiménez, anunciase que iba a dar cumplimiento de «sus compromisos públicos y personales en la lucha por la igualdad».

El Sindicato de Empleados Municipales (SEM) denunció ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) que el Ayuntamiento no dispone de un Plan de Igualdad. Esta denuncia se produjo después de que este sindicato solicitase en octubre de 2019 por primera vez a la Corporación Municipal dicho plan para el Ayuntamiento. Esta petición no fue atendida, dando lugar a la interposición de la denuncia ante la máxima autoridad laboral de la provincia el pasado 26 agosto de 2020.

Ahora la Inspección de Trabajo da la razón al sindicato y confirma que no existe el Plan de Igualdad, a pesar de estar obligado a contar con él antes del 7 de marzo de 2020. El SEM denuncia que el Ayuntamiento incumple la Ley Orgánica en materia de igualdad para la igualdad efectiva de mujeres y hombres y la ley autonómica para la promoción de la igualdad de género en Andalucía. «Lo que consideramos una auténtica barbaridad», afirman desde el Sindicato.

Después de que el SEM interpusiese una segunda denuncia en la ITSS, la inspectora actuante se ha puesto en contacto el nuestro delegado para informarle de las actuaciones que se están desarrollando al respecto. En primer requirió al Ayuntamiento a que, antes del 15 de diciembre de 2020, entregase la documentación con la que cuenta para justificar que efectivamente se están dando los pasos para la debida implantación del Plan de Igualdad. El Ayuntamiento ha hecho una primera entrega de esa documentación que no ha convencido a la inspectora actuante por lo que ésta ha vuelto a hacer un segundo requerimiento.

El SEM no descarta emprender acciones judiciales, «debido a que fue en el año 2017 cuando la alcaldesa anunció por primera vez su compromiso por la igualdad y destinó en aquel presupuesto 30.000 euros de los que sólo se ejecutaron 1415 euros», lamenta el SEM.

Este plan es un conjunto ordenado de medidas, adoptadas después de realizar un diagnóstico de la empresa donde se implante, en este caso el Ayuntamiento. Su objetivo principal es eliminar la desigualdad o discriminación por razón de sexo, así como conseguir la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres.

Deja un comentario