Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

La modificación sustancial de la Autorización Ambiental Integrada de la cementera Portland Valderrivas de Alcalá para incinerar 197.000 toneladas de residuos al año como combustible de la fábrica ha recibido más de medio centenar de alegaciones en el periodo de exposición pública. La Plataforma No a la Incineración de Residuos en Los alcores ha invitado a 17 colectivos a participar en el proceso.También ha tenido conocimiento de que se han presentado más de 35 a título individual. En total, 52 alegaciones.

Una de la alegaciones va dirigida contra el inicio del procedimiento, puesto que existe una sentencia que anulaba la Autorización Ambienta Integrada de la cementera, por lo que la plataforma entiende que no cabe la posibilidad de realizar una modificación y el procedimiento tendría que iniciarse desde cero. Esta medida también ha sido recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía para que se pronuncie a este respecto.

Asimismo, sostiene la plataforma que se vulnera el derecho a participación «como ocurrió en 2011», ya que «la ciudadanía tiene que estar presente en la toma de decisiones de proyectos que puedan ser muy contaminantes». También se quejan de que «se da luz verde justo en verano y en plena pandemia lo que merma la posibilidad de alegar de la ciudadanía.

Señala la plataforma que la cementera no ha presentado documentación en tiempo y forma como el certificado de vertido de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, la autorización urbanística tampoco, el seguro de responsabilidad medioambiental, la fianza de garantía frente a un accidente y el nombramiento de una persona responsable del proyecto. En el procedimiento, insiste la Plataforma, «no se habla de filtros ni de medidas efectivas» y consideran que «hay muchas lagunas».

En la solicitud de modificación, según la cementera, «desde 2016 nadie ha tenido queja sobre las emisiones» y eso «es falso», critica la plataforma. También se sorprenden cuando la cementera afirma que «no va a suponer ningún impacto en la salud ni el medio ambiente», a pesar de que admiten que «afecta a la calidad del aire». Del mismo modo critican que la multinacional sostenga que «va a suponer una revalorización del pueblo por la riqueza» y «lo que va a pasar que es las infraestructura van a perder valor porque estamos en una zona contaminada y se van a resentir los negocios», lamenta.

¿Cómo afecta a la salud?

La Plataforma explica que el informe de valoración de impacto en la salud no ha sido muy exhaustivo «con afirmaciones erróneas y poco claras». En este informe, según la plataforma, se dice que «la población más cercana está a 1000 metros cuando La Liebre y San Benito están a 500 metros y algunas casas incluso están pegadas a la cementera». También se afirma que «el caso urbano de Alcalá está a diez kilómetros cuando está a dos y que Sevilla está a 15 kilómetros cuando Torreblanca está a 3,5 km». Además, la Universidad Pablo de Olavide está a cinco y «hay estudios que dicen que la población que se encuentra en un radio de cinco kilómetros es las más afectada».

Asimismo, han alegado en el proceso de exposición pública porque la cementera argumenta que el trasiego de camiones con residuos no afectará a la salud «sin un informe que lo avale» y «ni siquiera dice cuantos camiones van a pasar al día».

«La OMS define como el completo estado de bienestar físico, metal y social y no solo la ausencia de enfermedad», recuerda la plataforma, y «la cementera no dice que los olores no va a afectar al bienestar». «Tampoco hablan de los residuos almacenados ni de las plagas», critican.

«Lo más grave es que, sin informe técnico, afirman que no va a afectar a la salud» y «nosotros alegamos citando a estudios de universidades solvente e incluso de la Unión Europea donde se cuestiona lo que dice la fábrica». En este sentido, insisten en que «tampoco se sabe cuál es la salud de la población a la que va a afecta» y hacen hincapié en que «, el triángulo Sevilla, Cadiz y Huelva tiene una incidencia de cáncer más alta que el resto de Andalucía». Este aspecto, también se sustenta en el estudio de mortalidad del Instituto Nacional de Estadística, en que se constata que la población cercana a la cementera, Alcalá norte y La Libere, tiene un índice más alta que el resto de la población.

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.