Más de 2000 familias alcalareñas sobreviven estos días gracias a la asistencia de Servicios Sociales y de entidades como Cáritas, el Banco de Alimentos y el Ropero del Socorro, principalmente. La crisis económica a consecuencia de la pandemia del coronavirus, ha engrosado considerablemente el número de familias que han tenido que recurrir a los servicios públicos y a la solidaridad. La Delegación de Servicios Sociales ha duplicado la cifra en los dos últimos meses, coincidiendo con el estado de alarma, llegando a entregar ayudas a un total de 1172 familias. Desde el inicio de la crisis Servicios Sociales ha destinado 192.611euros a la emergencia social para garantizar las necesidades mínimas de alimentación y productos básicos.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión