Portada » A la fase 1 con «incertidumbre» en el comercio y la hostelería
Terraza de una cafetería en la calle Pepe Luces, sin apenas afluencia por la lluvia. F.A.
Noticias

A la fase 1 con «incertidumbre» en el comercio y la hostelería

Alcalá inició el pasado lunes la Fase 1 de la desescalada con la apertura de las terrazas al aire libre de los locales y los establecimientos como principal novedad, aunque con cierta incertidumbre ante lo desconocido. Los hosteleros que han decidido abrir las puertas de sus negocios lo han tenido que hacer limitando el aforo a la mitad de las mesas y con una ocupación máxima de diez personas en cada una de ellas. El pistoletazo de salida hacia la nueva normalidad estuvo pasado por agua con precipitaciones que impidieron el disfrute de las terrazas tras dos meses de confinamiento. Aun así hubo quien se animó a disfrutar de ellas en las treguas que ha dado la meteorología.

La delegada de Gobernación, María José Morilla, ha explicado que no hubo ninguna sanción el primer día, aunque «hubieron momentos en que se recibieron denuncias de ciudadanos porque en determinadas terrazas había más aforo del permitido». Morilla ha manifestado que «la labor fundamental es la de asesorar, porque había establecimientos que no tenían aún muy claro cómo tenían que adoptar las medidas» y ha añadido que «los hosteleros están concienciados de cómo hay que hacer las cosas» aunque hubo «un poquito de confusión». La Gerencia de Servicios Urbanos ya está gestionando las nuevas solicitudes de veladores para bares y establecimientos que quieran abrir terrazas en la Fase I. En este sentido, Carlos García, presidente de la Federación de Industriales y Comerciantes de Alcalá de Guadaíra (FICA), ha señalado «que la reducción de los aforos en la hostelería está dificultando la apertura porque está haciendo el negocio inviable después de la debilidad que se está arrastran- do». «Muchos han optado por esperar a la siguiente fase ante la incertidumbre que existe», indica.

El comercio minorista –superficies inferiores a 400 metros cuadrados– también ha podido abrir con una limitación del 30% de aforo. Precisamente, pensando en el comercio local, FICA con la colaboración de las asociaciones de hosteleros, panaderos, productores de Tortas de Alcalá, comerciantes de Santa Lucía y la Delegación de Comercio del Ayuntamiento ha diseñado una campaña de apoyo para su promoción ante las dificultades generadas por la pandemia del COVID-19. «La clientela tiene que volver a coger confianza», señala el presidente de FICA. En esta fase, y a pesar de que el Ministerio de Sanidad lo permite, el mercadillo de los miércoles no reabrió por decisión municipal puesto que el gobierno central dejó en manos de las administraciones locales esta determinación. En el caso de que el mercadillo se celebre la próxima semana, toda- vía dentro de la Fase 1, deberá limitar el número de puestos al 25% y controlar la afluencia para no superar un tercio.

También pueden abrir las bibliotecas y los museos con limitaciones de actividades y aforos, así como los espectáculos culturales con un máximo de 30 asistentes en espacios cerrados y 200 al aire libre. Por el momento, ninguna de las bibliotecas están abiertas, aunque sí han anunciado que está preparando la apertura en condiciones de seguridad. El Museo tampoco ha abierto sus salas, pero sí existe una reprogramación de los contenidos para los próximos meses que está a la espera de ser aprobada. Igualmente, la Delegación de Turismo afirma que está ajustan- do la agenda estival de actividades para que se puedan celebrar teniendo en cuenta las limitaciones. El turismo activo y de naturaleza también está permitido en esta fase, así como la apertura de los lugares de cultos, sujetos a limitaciones de aforo.

Asimismo, a partir de este sábado 16, se restablecerá el servicio de transporte urbano en su totalidad. Los vehículos tendrán un aforo limitado, será obligatorio el uso de mascarillas y la entrada se realizará por la puerta trasera. Los billetes se pagarán con el importe exacto.

El tanatorio abre sus puertas

Desde el 30 de marzo, sólo tres personas podían acompañar al féretro en el momento del entierro o en el crematorio, mientras que los velatorios, funerales o actos civiles de despedida han estado prohibidos todo este tiempo. Con la entrada de la fase 1 de la desescalada, el tanatorio ha vuelto a abrir con una serie de condiciones: aforo máximo de seis personas por sala; 15 en la capilla, una por banco con la distancia mínima de seguridad. El cortejo fúnebre podrá llevar un máximo de 15 personas. El tanatorio estará abierto 24 horas si bien, por prudencia en estos primeros días, recomiendan a las familias que no se vele por la noche y lo hagan solo de 8:00 a 20:00 horas.

74 contagiados y cinco fallecidos

Alcalá acumula ya 74 casos de coronavirus, según los datos actualizados en las últimas horas por la Consejería de Salud, de los cuales dos se han producido en los últimos 14 días. Por otro lado, el número de fallecidos en Alcalá, según se registra en el Informe COVID-19 en Andalucía, sigue siendo el mismo, cinco personas.

La Voz de Alcalá necesita tu compromiso

Sobre el autor

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente en Sevilla Actualidad y La Voz de Alcalá. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.

Escribir un comentario

Escribir un comentario

El tiempo