El activista local, Pepe Rosauro López, ha sido amenazado por el gobierno municipal con el ejercicio de acciones civiles y penales tras publicar en su perfil de Facebook el número móvil corporativo de la delegada de Servicios Sociales, Virginia Gil. Los hechos ocurrieron el pasado 3 de abril, en pleno estado de alarma. El activista local, procedente del 15M, difundió esta información en su perfil después de comprobar que los teléfonos habilitados por la Delegación estaban colapsados. Asimismo, asegura, que previamente intentó hablar telefónicamente con la delegada, que tampoco le atendió, y que a su teléfono personal estaban llamando «muchas de las personas a las que había ayudado en el pasado a encontrar vivienda y que no tenían para comer».

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.