El estado de alarma ha provocado que numerosas familias se hayan visto afectadas por la pérdida de empleos, por el cese de actividad e incluso por el cierre de muchos negocios que no han podido soportar la brusca paralización económica a la que se ha visto obligada la ciudad por la pandemia del coronavirus. Esta precaria situación ha generado una emergencia social que se está intentando paliar desde diversas entidades sociales de Alcalá como Cáritas, el Banco de Alimentos y el Ropero del Socorro, entre otras, además de la Delegación de Servicios Sociales. La demanda se centra en alimentos y artículos de primera necesidad. 

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.