La Policía Local, el cuerpo de y seguridad más cercano a la ciudadanía, está jugando un papel fundamental para garantizar la seguridad durante el estado de alarma. En estos días de confinamiento, velan porque se cumplan las medidas restrictivas decretadas por el gobierno. «La mayoría de la gente está entendiendo una situación como esta, que limita la libertad de movimientos», afirma Juan Romero, policía local de Alcalá, secretario del Sppme-A y miembro del Comité de Personal del Ayuntamiento. No obstante, asegura que los agentes «a veces se encuentran con personas que no se enteran o que no se quieren enterar». En estos días han podido ver excusas de todo tipo, esgrimidas por vecinos y vecinas que anteponen sus intereses particulares ante los de salud pública. «Hemos tenido que intervenir botellonas callejeras, partidos de fútbol en una azotea, en una botellona en la zona común de un edificio...», relata Romero. «La gente se cree que el perrito es un pasaporte para salir a la calle» y «nos hemos encontrado casos de personas con el perro a cuatro kilómetros de su casa». Se están interponiendo numerosas denuncias por el incumplimiento de las medidas, sobre todo a las personas reincidentes. Romero destaca que se producen muchas llamadas telefónicas alertando de situaciones en las que se incumple el confinamiento.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.