El Ayuntamiento, a través de la Gerencia de Servicios Urbanos, ha derribado el quiosco de la Plaza de El Duque, que hasta hace pocos meses regentaba, Carlos, un hijo de Adelino. La demolición ha tenido un coste de 3535 euros, según la resolución de la licitación del contrato de la Gerencia firmada por el delegado de Servicios Urbanos, José Antonio Montero.

Este es el único quiosco de prensa y chucherías que quedaba en la Plaza y su entorno. Con su cierre, el Centro de Alcalá ha perdido el único establecimiento de este tipo que quedaba en funcionamiento desde 1996.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.