Hazte socio/socia del periódico y apoya el periodismo independiente y crítico en Alcalá

Nuevo diseño del logotipo de La Voz de Alcalá

Súmate a los canales de alertas móvil de La Voz de Alcalá. Estamos en WhatsApp y Telegram. Entra y entérate de todo al instante.

La alcaldesa de Alcalá, Ana Isabel Jiménez, ha mantenido un encuentro con el secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, en la sede del ministerio en Madrid, en la que ha trasladado “la capacidad que el sector tiene para generar empleo en localidad tanto de forma directa en la fábrica de Santa Bárbara Blindados como a través de la industria auxiliar que suministra bienes y servicios a la factoría”.  El encuentro se ha producido después de que el pasado mes de noviembre el Ministerio de Defensa declarara desierto el mayor contrato armamentístico de la historia del Ejército de Tierra para fabricar y desarrollar en una primera fase 345 blindados VCR 8×8 Dragón por 2083 millones de euros, principalmente en las fábricas de Santa Bárbara.

Ana Isabel Jiménez ha explicado al secretario de Estado de Defensa que la factoría de Santa Bárbara” genera un gran impacto económico en la ciudad al requerir de un importante volumen de contratación con empresas auxiliares del entorno, además de los empleos directos que genera la actividad de la fábrica”. Los motivos por los que Defensa rechazó el contrato fueron  razones técnicas, operativas y económicas, al no cumplir ni en el plazo de ejecución ni en el número de prototipos. Además, según el Ministerio, no se ofrecían garantías financieras si ocurriera algún imprevisto.

En ese sentido, la alcaldesa ha querido resaltar “la posición estratégica que tiene Alcalá en el entramado económico andaluz. Tanto en términos económicos por la concentración de empresas que existe en su término y que pueden servir de apoyo a las grandes empresas tractoras como Santa Bárbara”.

En el encuentro con el secretario de estado de Defensa también se ha abordado a través de la Delegada de Patrimonio la petición de articular fórmulas para garantizar que los dólmenes de Gandul que se encuentran en terrenos propiedad del Ministerio de Defensa puedan visitarse con un calendario fijo y días establecidos.

El impacto laboral del contrato

El contrato se adjudicó a Santa Bárbara por ser «la única opción con capacidad industrial suficiente para atender el objeto del contrato». Según Defensa, la producción de la nueva flota generaría 650 puestos de trabajo directos y otros 1.000 indirectos, y supondría un impacto relevante en las economías de Alcalá de Guadaíra y las otras poblaciones en las que tienen plantas de producción las empresas que participan en el proyecto.

No obstante, el proyecto sigue adelante con el mismo presupuesto sigue vigente y Defensa tiene previsto adjudicar el programa mediante un concurso público. En este caso existe la posibilidad de que otras empresas opten al contrato y de que la factoría alcalareña se quede sin el encargo.


https://www.lavozdealcala.com/noticias/22212-alcala-pierde-el-mayor-contrato-del-ejercito-para-construir-blindados/

Participa en la conversación

1 comentario

  1. ¿Y cual ha sido el resultado de tan numerosa visita? ¿Qué dijo el Secretario de Estado de Defensa? ¿Qué respuesta tenemos para la pérdida de ese contrato tan necesario para mantener la actividad y que no tengamos en puertas un ERE? Si solo se dice que fueron tres a verlo y no sabemos que dijo, ¿Qué se vende?