Si se traza una cruz latina ubicando en la carretera de Bailén, la mediación de Barrio Nuevo, las plazas de El Perejil y de El Barrero sus extremos sur, norte, oeste y este, respectivamente, tendríamos, a falta de restos de una muralla medieval, la referencia más exacta posible de lo que hace unos doscientos años conformaban los límites del casco urbano, y actualmente más o menos consideramos el llamado casco antiguo o centro histórico. 

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.