La degradación de la calle Benagila está suponiendo un verdadero quebradero de cabeza para los vecinos. Los numerosos edificios deshabitados y deteriorados son un foco de insalubridad que acaba afectando a los inquilinos de las viviendas que todavía quedan habitadas. Los vecinos relatan que de algunos de los edificios y solares abandonados han salido ratas e incluso culebras que se introducen en las viviendas. Este es el caso de una familia de uno de los bloques de pisos de la calle, que encontró en su portal un reptil de un metro de tamaño aproximado. Más allá del susto, el hallazgo quedó en una anécdota, sin embargo lamentan que la situación, lejos de solucionarse, se agrava cada día.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.