El gobierno de la ciudad fue incapaz de conseguir los apoyos necesarios en el Pleno para sacar adelante el próximo presupuesto para Alcalá. Era el último gran reto al que se enfrentaba Ana Isabel Jiménez. Y fracasó. Sólo consiguió arañar una abstención. La oposición le tumbó el documento, a pesar de que la delegada de Hacienda Rocío Bastida apeló a la responsabilidad de los demás grupos.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí