La inspección de Salud emitió un informe en abril para limpiar y desinfectar la zona.

Detrás del centro de salud de La Oliva, en el barrio de Rabesa, se acumulan vertidos de basura y escombros de forma incontrolada desde hace más de una década. Concretamente, entre el edificio conocido en Alcalá como el «Titanic» y la nave de Joaquín Pérez Caraballo, un vecino que lleva años reclamando una solución. Durante este periodo, ha dirigido al Ayuntamiento decenas de escritos sin respuesta, hasta que denunció el problema en la Consejería de Salud. Los inspectores visitaron la zona y vieron «como las ratas cruzaban la calle» a la espalda del centro de salud, cuenta ahora su hijo, Joaquín Pérez Benítez, que desde hace un año ha cogido el testigo de su padre, «agotado ya de tanta lucha», lamenta.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente La Voz de Alcalá, Sevilla Actualidad y En Andaluz. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.