Recibe nuestras alertas en tu móvil. Estamos en WhatsApp y Telegram.

La progresiva disminución de ingresos por COVID19, induce al centro a reordenar las estancias para iniciar la recuperación de la actividad normal.

El Hospital Virgen Macarena ha iniciado la reorganización de sus áreas de hospitalización ante la progresiva disminución de ingresos por COVID-19 que ha llevado a los responsables del centro hospitalario a poner en marcha esta reorganización con la finalidad de iniciar progresivamente la recuperación de la actividad asistencial normal.

El Hospital Virgen Macarena dispuso al inicio de la pandemia, un área de Hospitalización destinada a pacientes positivos por Coronavirus (en concreto las 4 Alas de Hospitalización de la 5ª planta del edificio hospitalario), a la que sumó la oferta de 2 Alas de Hospitalización más, ubicadas  en la 2º planta y destinadas al ingreso de pacientes sospechosos en espera de confirmación de las pruebas de PCR.

En total, fueron 119 las camas que en su conjunto se lograron ofertar. En todo momento la atención a los pacientes de las mencionadas Alas de hospitalización se realizó por un equipo multidisciplinar con la coordinación del Servicio de Enfermedades Infecciosas primero; asimismo se reforzó la actividad clínica con miembros de estos Servicios en Atención continuada.

Desde que se declaró la pandemia, el Hospital Universitario Virgen Macarena ha llevado a cabo un despliegue de actuaciones, con el fin de organizar el funcionamiento interno y externo del Centro Hospitalario, de acuerdo a las indicaciones promovidas desde el Ministerio de Sanidad, y la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.

A lo largo de este mes y medio, el Centro Hospitalario ha habilitado en el Servicio de Urgencias un Circuito de atención diferenciado, con el objetivo de poder  atender a los pacientes sospechosos de diagnostico por COVID 19 por un lado, y por otro, un Circuito para pacientes susceptibles de otras patologías. A día de hoy, el Servicio de Urgencias sigue manteniendo este circuito asistencial diferenciado.

Al mismo tiempo el Hospital Macarena amplió la Unidad de Cuidados Intensivos con ocho boxes individuales (además de los 30 ya existentes), así como en la Unidad de Recuperación post-operatoria (URP), Unidad Coronaria y otras Áreas, hasta sumar un total de 70 camas.

En esta línea de actuaciones, se creó la Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRI) con 6 camas para pacientes que requerían una vigilancia específica para patologías respiratorias complejas en pacientes positivos al COVID-19.

En lo que respecta al Servicio de Pediatría, se ofertó y sigue actualmente en activo, un circuito de atención diferenciado para pacientes con sospecha COVID-19.

La organización de la oferta asistencial y control preventivo del nuevo Coronavirus, exigió el máximo esfuerzo y dedicación de la Dirección Hospitalaria, en colaboración con todos los Profesionales del Hospital.  A instancias de aquella, se creó el denominado Equipo COVID19, del que se realiza una reunión diaria entre sus miembros con el de UCI y Urgencias.

La Voz de Alcalá necesita tu compromiso

Deja un comentario