Durante bastantes días, este vallado provisional, que ya no existe, ha sido utilizado en exclusiva por el dueño de la motocicleta para aparcarla. No ha sido necesaria la señal de «solo motos». Todo esto frente a la casa consistorial sin que nadie llamase la atención por dicho proceder. El respeto a las señales de tráfico por parte de conductores deja mucho que desear.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión