Está al final de la salida del puente hacia el centro. Cuando ya no tiene remedio, el peatón se encuentra, debajo del arco, con una miniacera que conlleva un peligro el sortearla. Esta señal se debería poner al principio invitando a los peatones a cruzar por el acerado de la izquierda en evitación del peligro antes mencionado. Hace falta, ahora, más.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected]

Si ya eres socio puedes acceder acceder con tu cuenta a través del siguiente formulario o en esta página: