Una parte de la calle Sánchez Perrier está prohibida al tráfico, en ambas direcciones, para toda clase de vehículos, salvo los usados por cuestiones de obras. No así para el automóvil que circula con impunidad por el medio de la calle, tal vez para ahorrarse tener que dar un rodeo. Pero también la utilizan para la circulación ciclomotores y motocicletas de reparto.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí