El emblemático molino de San Juan, situado en pleno parque, imagen icónica de pintores y fotógrafos, se encuentra cerrado y abandonado. Uno más de los existentes denominados molinos de río. Publicitado por el municipio en la página web, como lugar turístico a visitar ha sido reconstruido y adecentado varias veces. Según noticias, la techumbre está en malas condiciones y en su interior anidan numerosas palomas. Mucho vender el turismo y mucho abandono. 

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión