Este bucólico lugar inaugurado en 2008 llamado pomposamente Descansadero de Trujillo, que no sirve para descansar ni para nada, forma parte del llamado Corredor Verde, que tiene la finalidad potenciar el uso recreativo de la ruta hasta la Universidad Pablo de Olavide. Se creó como ¿zona verde? Actualmente está totalmente abandonado..La Plataforma Salvemos el Guadaíra lo ha denunciado varias veces. El proyecto costó 600.000 euros. Más despilfarro de dinero público. 

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión