En la emblemática calle Sánchez Perrier, 7, se encuentra este edificio que fue cárcel municipal y anteriormente Hospitalillo de los Pobres. En el año 2004 el Partido Popular propuso que se hiciera unas oficinas municipales. El PSOE dijo que se iban a construir dos viviendas públicas. Mentiras y más mentiras. Patrimonio abandonado, destruido y sin uso. 

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión