Han sido muchos los intentos por mejorar en lo posible la circulación de vehículos por Alcalá, especialmente por las calles del Centro. Sin embargo, en algunos de estos intentos, se generó malestar en los vecinos por la pérdida de aparcamientos. Por ejemplo, en la calle La Mina donde se eliminaron las numerosas plazas de aparcamiento que había con la colocación de pivotes a lo largo de toda la calle. Esto provocó la queja de los vecinos, sobre todo de los que no tenían garaje, ya que debían aparcar sus coches bastante lejos de las casas. También se redujeron las posibilidades de aparcar en la calle San José. Los pivotes impedían a los conductores aparcar y también se vieron afectados los equipos de emergencias, que encontraban en muchos de sus servicios importantes obstáculos para llegar hasta el lugar. Esta situación fue denunciada por los profesionales de emergencias, porque no tenían llaves para quitar y poner los pivotes, por lo que dependían de la Policía Local para los retirara. En caso contrario, se veían obligados a realizar maniobras prohibidas. Los conductores de ambulancias sí tenían la tarjeta para bajar los pivotes de la calle Mairena, pero el problema se agravaba en casos como el de la procesión del Dulce Nombre, cuando se cortó Sor Emilia sin avisar».

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí