El estadio del CD Alcalá, entonces denominado Francisco Bono, presentaba una aspecto ruinoso en 2008. Así lo contaban las páginas de La Voz de Alcalá. El proyecto para sustituir el obsoleto Estadio Francisco Bono sufrió una nueva modificación del proyecto inicialmente aprobado. Esta modificación se hizo con la intención de abaratar costes, lo que implica hacer algo más modesto el diseño. La situación del viejo estadio era denunciada por jugadores, árbitros y aficionados. Las mujeres no contaban con aseos en la grada general, las averías en el suministro de energía eléctrica en pleno partido eran constantes, así como la rotura de tuberías. También se producían robos y las papeleras eran escasas. La antigua oficina y vivienda del guarda también estaban en ruinas y el césped tuvo que resembrarse, obligando al equipo a jugar durante dos meses fuera de casa. Muchos pedían una remodelación del recinto de Santa Lucía y aparcar el proyecto del nuevo estadio. Finalmente fue lo que ocurrió. Desgraciadamente, el estadio ha vuelto a la actualidad por el derrumbe el pasado mes de diciembre de una de las paredes a causa de las inclemencias meteorológicas. Un cajón de obras cubre la zona afectada, que todavía no ha empezado a repararse.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí