«La recuperación e integración en la vida civil de los edificios históricos es un proceso que en demasiadas ocasiones se dilata cronológicamente y trae consigo un continuo deterioro de las estructuras y la pérdida de un importante legado cultural. La Casa Ibarra y el antiguo Cuartel de la Guardia Civil, en la plaza del Derribo, son dos ejemplos de edificios arquitectónicos protegidos y que de momento, a pesar de que ha habido muchas intenciones pero poca práctica, siguen ahí pendientes de un hilo». Este era el relato de la situación de ambos edificios hace once años. Más de una década después, la situación ha empeorado, puesto que el deterioro de ambos inmuebles ha ido incrementádose y no se prevé ninguna solución ni uso a corto plazo. Si en 2009 no había proyectos definidos, en 2020 continúa sin concretarse. La Casa Ibarra sigue abandonada y siendo objeto de expolio y el Cuartel está apuntalado para que no se caiga. Mientras tanto, Alcalá sigue esperando el Palacio de la Justicia que se iba a instalar en este edificio. La demanda de reunificar de los cuatro juzgados de Alcalá en una misma sede judicial sigue vigente. A días de hoy no hay un proyecto para llevar a cabo esa reunificación a corto plazo. 

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí