Los bolardos de la calle la Mina fueron sustituidos por otros móviles en diciembre de 2007. Esta característica permitía quitarlos en los casos en que fuese necesario, como por ejemplo durante el paso de la cabalgata de Reyes Magos o las procesiones de Semana Santa. Los antiguos fueron recolocados en otras calles de la ciudad, no teniendo ningún coste para las arcas públicas ya que, según el entonces delegado de Servicios Urbanos, Juan Antonio Burgos, la empresa Energía y Construcciones asumió el coste de la sustitución. Junto a esta medida llegó la prohibición del estacionamiento de vehículos en la calle la Mina, «en cumplimiento del plan de movilidad establecido por el Ayuntamiento». La sustitución de los pivotes no estuvo exenta de polémica. La Asociación de Vecinos Centro presentó un escrito con casi 600 firmas en el que se pedía «la eliminación de los bolardos y la implantación de una zona de aparcamientos regulados y gratuitos». Durante un primer momento se colocaron los únicos bolardos disponibles que la empresa tenía a su disposición. Esto fue denunciado por el PP, que aseguró que estos pivotes provisionales no estaban homologados por la Ley. Por su parte, Burgos se defendió de las acusaciones asegurando que «eran los mismos que hay en el centro de Sevilla o Salamanca».

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí