Un centenar de personas, entre ellas usuarios y trabajadores de Casal, protestaron desde la Casa de la Cultura hasta el Ayuntamiento por los servicios deficientes de la empresa de transportes. Frente al Consistorio se concentraron para pedirle a «Limones, menos palmeras y más autobuses». Era una de las reivindicaciones de los usuarios de los autobuses de Casal, cuyos trabajadores llevaban en huelga indefinida más de quince días.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected] Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí