La historia se repite. El incumplimiento de los acuerdos plenarios, parece un mal endémico en el Ayuntamiento de Alcalá. En lo que va mandato han sido decenas de propuestas las que han salido adelante en el Pleno de la Corporación –muchas con el voto a favor del gobierno–, sin embargo la mayoría de ellas se quedan en el cajón. Esta circunstancia no es nueva, ya en 2013 la oposición mostró su hartazgo con un plante. Dejaron todos los puntos del orden del día sobre la mesa y el pleno duró sólo 15 minutos.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí