Hace 25 años que comenzó la tercera fase de las obras de reconstrucción del Castillo, en concreto la que afectó a las dos torres. Esta decisión se tomó para «eliminar el riesgo de derrumbe de algunos elementos deteriorados». Mira por donde, lo que comenzó siendo un trabajo que miraba por la seguridad acabó dando otros frutos. Durante el proceso, los operarios encontraron construcciones que habían quedado ocultas hasta ese momento.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión