El Monumento a la mujer aceitunera que se encuentra en la rotonda de Beca fue inaugurado el 6 de noviembre de 2005, pero su colocación no estuvo exenta de polémica. La Voz de Alcalá informó en su número 188 de un enfrentamiento que se habría producido entre el escultor que realizó la obra, Augusto Fernández, y un arquitecto municipal. El encontronazo estuvo motivado por la forma en la que se había dispuesto el entorno de la estatua, especialmente debido a un olivo. El artista se sintió molesto por que se había plantado el árbol al lado de la escultura, limitando su visibilidad desde ciertos ángulos.

CONTENIDO EXCLUSIVO

Hazte socio por sólo 3 euros al mes. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com.

Si ya eres socio inicia sesión