Hace once años, La Voz de Alcalá aparecía en los quioscos con ocho páginas más de lo habitual. Ocho páginas más que nadie habría deseado leer y que remitían a la fatídica riada ocurrida el 2 de octubre de 2007; un día que, así pase el tiempo, permanecerá grabado en el recuerdo –y el miedo– de cada una de las personas que vivieron de cerca aquella violenta borrasca que provocó la muerte de dos mujeres, María Adán y Pastora Hermosín.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a socios@lavozdealcala.com. Si ya eres socio puedes acceder con tu cuenta desde aquí