III. 2. Mas, en verdad, la madre primera de vuestra gente, Sara, ¿acaso no fue infecunda hasta el año octogésimo? No obstante, en la última edad de su senectud engendró a Isaac, a quien había sido prometida la bendición de todas sus gentes.

Contenido exclusivo para socios. Hazte socio por sólo 3 euros al mes y pago trimestral. Si eres socio y aún no tienes claves pídelas a [email protected]

Si ya eres socio puedes acceder acceder con tu cuenta a través del siguiente formulario o en esta página:

José Manuel Colubi

José Manuel Colubi

Colaborar de La Voz de Alcalá desde los inicios del periódico. Catedrático de Instituto de Lengua Griega e Historiador de la Antigüedad.